Saltar al contenido
Fray Sulfato

No des de comer PAN a los PÁJAROS. Puedes matarlos

Si te dedicas a dar de comer pan a los pájaros les puedes causar un montón de problemas, incluso la muerte. Voy a explicarte por qué, así que sigue leyendo.

Si quieres estar al día de lo que publico, puedes apuntarte a la lista de correo mediante este enlace o suscribirte a mi canal de YouTube.

Información nutricional del pan

El pan es un elemento importante en la dieta de los humanos, sobre todo en España. Es raro el que no come con pan o no se hace un bocadillo a media mañana o media tarde y está muy bien como complemento dentro de una dieta equilibrada. También es verdad que lo suyo sería comer pan integral de verdad, ya que nos aportaría muchos más nutrientes, vitaminas, minerales… y nos evitaríamos el proceso de refinamiento de la harina, que no nos hace ningún bien.

La mayoría comemos pan blanco, en su mayor parte en formato de barra, por lo que usaremos esta para ver sus valores nutricionales.

Varios tipos de pan
Varios tipos de pan
Qué nos aportan 100 gr de pan blanco
  • Hidratos de carbono 50/55 gr
  • Proteína 7/8 gr
  • Fibra 3/3,5 gr
  • Lípidos 1/1,5 gr
  • Sal 1,5/1,8 gr

A esto hay que sumarle vitaminas (sobre todo del grupo B) y minerales. Por supuesto que los porcentajes pueden variar dependiendo del tipo de harina que usemos o el proceso de fabricación. Si consumimos pan integral (del de verdad, no el que nos venden como integral) el aporte nutricional mejora bastante, aumentando en gran medida el apartado de vitaminas y minerales. También es habitual que el pan contenga conservantes (especialmente el de molde) y otros elementos «no naturales».

Cuando decimos que un alimento aporta calorías vacías nos referimos a que el aporte calórico es elevado en relación a al de los nutrientes. El pan blanco es uno de estos alimentos, ya que básicamente aporta hidratos de carbono de absorción rápida. Al tener sal (bastante) y algunos minerales (pocos), puede ser un complemento barato que se puede aportar puntualmente junto con el alimento para aves, pero en ningún momento debería de ser la base de su alimentación.

Efectos de la alimentación a base de pan en los pájaros

Teniendo claro que darles pequeñas cantidades de pan de forma esporádica puede ser beneficioso, vamos a centrarnos en lo que les ocurre a las aves cuando las alimentamos habitualmente con pan, gusanitos, bollería…

Gorrión con un trozo de pan
Gorrión con un trozo de pan

Les sacia

El efecto más dañino y el más habitual es el de que les llena. A todos nos gusta alimentar animales y es habitual que nos sobre pan del día anterior. Nos acercamos al parque o lo desmigamos en la terraza para alimentar a los patos o los pajaritos de nuestra zona. Las aves vienen y comen y nos hace sentir bien porque estamos haciendo algo bueno y lo repetimos a diario, pero… ¿es esto cierto? Lo único que estamos haciendo es llenar sus estómagos con un alimento que les hace sentir llenos, pero no les aporta los mínimos nutricionales que necesitan.

Por este motivo, se atiborran de pan y dejan de comer su alimento habitual (semillas, artrópodos, frutos…). Si esto se produce a diario, poco a poco estarán más débiles, se moverán menos y su calidad de vida disminuirá drásticamente. En los casos más extremos pueden llegar a morir de desnutrición.

Obesidad

Otro efecto secundario de la alimentación a base de pan es la obesidad. Entre el 50 y el 60% de lo que aporta el pan son hidratos de carbono, lo que les hará aumentar de peso. Al estar más gordos les costará más volar y tendrán más predisposición a sufrir enfermedades, igual que los humanos. Al verlos rollizos nos pensamos que están sanos, pero en realidad los estamos matando de hambre. Es como si tú comieras solo pan durante años. Posiblemente no te morirías, pero tendrías unas carencias brutales.

Alas de ángel

alas de ángel en pato
Alas de ángel By Cengland0 – Own work, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4936599

Este fenómeno está estudiado especialmente en patos, gansos y pavos, pero puede afectar a otros grupos de aves. Las alas de ángel son una malformación producida por una alimentación poco nutritiva durante el crecimiento. Esto ocurre cuando, entre otras razones, se les alimenta a base de pan y derivados. La falta de proteína en su dieta hace que las alas no se desarrollen con normalidad, por lo que no son funcionales y no les permiten volar. En un ave silvestre, no volar significa que será presa fácil para cualquier depredador, por lo que es una sentencia de muerte.

Falta de nutrientes en épocas clave

Durante el invierno, las aves necesitan grandes cantidades de grasa en su alimentación para poder soportar las bajas temperaturas y la ausencia de alimento. En la primavera y principios del verano es cuando ponen los huevos y nacen las crías, por lo que necesitan un aporte extra de proteína. El pan es muy pobre tanto en lípidos como en proteínas y estas son de bajo valor biológico, por lo que una alimentación basada en pan durante estas épocas les perjudica sobremanera. Podríamos decir que el momento menos malo para alimentar aves con pan es a mediados finales de verano y principios de otoño.

Es malo para el ecosistema

Disputa de gaviotas por un trozo de pan
Disputa de gaviotas por un trozo de pan

Alimentar de forma regular con abundante pan atrae a muchas aves, más de las que habría de forma natural. La superpoblación genera competencia por los recursos, peleas entre las individuos y atrae a los depredadores. Además, los restos de pan invitan a otros seres menos deseados, como las ratas. A esto hay que sumarle el aumento de excrementos y aunque en tierra firme no sea un gran problema (más allá del olor), en ambientes acuáticos puede ser algo serio. Echarle a los patos este tipo de alimentos hace que se concentren en un punto y sus excrementos, junto con los restos de comida, aumentan el número de algas pudiendo llegar a eutrofizar el medio.

Exceso de sal

La comida elaborada suele tener dosis elevadas de sal para que esté buena y el pan no es una excepción. Los riñones de las aves son menos eficientes que los de los mamíferos, por lo que son incapaces de manejar grandes cantidades de sal. En la naturaleza nunca se encuentran en situaciones de riesgo, pero cuando se comen nuestra comida podemos causarles serios problemas que afectan sobre todo al sistema nervioso.

¿Hay algún pan bueno para los pájaros?

Si de verdad te gusta alimentar aves, pásate por este otro artículo en el que te explico 8 errores a la hora de alimentar aves. Volviendo a la pregunta anterior, la respuesta es sí. Para saber cuál es el mejor pan para alimentar aves solo tienes que pensar cuál es el mejor pan para alimentar humanos. Un pan hecho con harina integral (sin refinar), con gran cantidad de semillas, sin aditivos ni conservantes y sin sal. Ese pan puede ser un buen complemento, pero no significa que pueda ser la base de su alimentación. Si es invierno puedes ponerle mantequilla de cacahuete por encima, ya que es una excelente grasa vegetal y les ayudará a superar el invierno.

Pan de semillas
Pan de semillas

El problema de alimentar aves silvestres es que tú sabes la cantidad y frecuencia con la que les das de comer, pero no controlas lo que hace el resto de la población. Por esto mismo, recomiendo no echar pan, galletas, bollería, etc ya que es muy posible que no seamos los únicos que les estemos alimentando. Si quieres alimentar aves hazlo con alimentos naturales y de calidad, tales como semillas, insectos, frutas, lechuga, hortalizas, frutos secos…

Y para acabar y a modo de resumen. NO LE DES PAN A LA FAUNA SILVESTRE